LUCÍA POMBO

Álvaro López Huerta y Lucía Pombo dieron el sí quiero

La increíble boda de Álvaro López Huerta y Lucía Pombo.

Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Finalmente Álvaro López Huerta y Lucía Pombo concretaron su boda luego de 6 años de noviazgo, con una celebración de ensueños donde cada detalle fue planificado minuciosamente haciendo que quede un perfecto recuerdo para la posteridad.

Lucía Pombo llegaba del brazo de su padre en un auto verde, Víctor, con un diseño de Isabel Núñez, y un medio recogido mientras que Álvaro López Huerta aguardaba en el interior de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Villafranca.

Lucía Pombo y su padre. Fuente:(Twitter).

El casamiento fue en Segobia el día sábado y albergó a 250 invitados, ente amigos, invitados y varios influencer como Tomás Páramo, María García de Jaime, Marta Lozano y Lorenzo Remohi; Teresa Andrés Gonzalvo e Ignacio Ayllón, los próximos en casarse; y Natalia Coll.

Al finalizar le ceremonia religiosa, los novios abordaron un descapotable rojo en el que llegó Álvaro López para dirigirse al Castillo Castilnovo, a muy pocos metros de la iglesia, el cual se hallan en medio de un bosque de encinas, álamos, chopos y sabinas, la fortaleza fue residencia de los Reyes Católicos.

Álvaro López Huerta y Lucía Pombo. Fuente:(Twitter).

Allí si celebró la unión matrimonial de ambos, donde todo fue felicidad y algarabía, para que, terminada la fiesta, Lucía y Álvaro se retiraran pensando en el viaje que estaban por realizar.

Ahora, terminado el fin de semana, Álvaro López Huerta y Lucía Pombo realizarán un soñado viaje a Colombia y México por su luna de miel, sin duda un broche de oro excepcional.

Álvaro López Huerta y Lucía Pombo. Fuente:(Twitter).

Los outfits

Quienes no pasaron desapercibidas fueron las hermanas de Lucía Pombo con sus elegantes outfit, especiales para la ocasión, sin duda una buena elección para la boda de la mayor del clan.

María escogió para la ocasión un vestido en color verde con un tul de la firma Redondo Brand, en cambio, su hermana Marta optó por uno en tono naranja en corto, con el que presumía su panza de embarazada.